www.botanicosur.com.ar

Hospital de Gastroenterología Dr. Carlos Bonorino Udaondo

El Hospital de Gastroenterología tiene su origen en el Dispensario Nacional para Enfermedades del Aparato Digestivo, inaugurado el 1 de Agosto de 1938 en una antigua casona de la calle Tucumán 1978.

El dispensario fue proyectado por la Comisión Asesora de Asilos y Hospitales Regionales, del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, integrada entre otros por los doctores Carlos Bonorino Udaondo y Mario Castex.
Se conserva aún enmarcado en la Dirección del Hospital el pergamino del acto de inauguración, con la firma de las autoridades de la época.

El dispensario aseguraba la asistencia gratuita de pacientes con enfermedades del aparato digestivo y la

formación de profesionales en esta disciplina, que alcanza un impulso creciente hasta ser considerada una nueva especialidad.

El primer director Dr. Carlos bonorino Udaondo dedico gran parte de su vida al servicio de la institución, conjugando (según testimonio de quienes lo acompañaron) su jerarquía profesional con su modestia y cualidades humanas. Era el primero en llegar y el último en retirarse. Su influencia se sentía en todos los Servicios, pero la actividad que lo mostraba con mayor notoriedad era ante el enfermo. Era un gran semiólogo, personalmente levantaba sus historias clínicas, la anamnesis era junto con el exámen físico partes muy importantes para llegar al diagnóstico.

El crecimiento de la tarea y la imposibilidad de brindar respuesta a los casos quirúrgicos en la sede original motivaron la necesidad del traslado al denominado “Instituto de Gastroenterología” (con el Centro de Diagnóstico Precoz del Cáncer Digestivo), con sede en la calle Caseros 2061, según decreto del Poder Ejecutivo Nacional, en 1947. Se designó al frente de la “Dirección de Gastroenterología” al Dr. Carlos Bonorino Udaondo y como Sub Director al Dr. Manuel Casal, encargado este de la organización del establecimiento.
Cabe señalar que el nuevo edificio correspondía al Pabellón A del Hospital Central de Tuberculosis, que con anterioridad había sido el área de Oficiales del Hospital Militar Central. El Dispensario coexistió junto con el nuevo edificio hasta la muerte de su fundador en 1951.
Un año después, el Ministerio de Salud Pública de la Nación resuelve designar al establecimiento de la calle Caseros con el nombre de quien fuera su fundador.
Originalmente estaban habilitadas tres plantas (Baja, Primero y Segundo piso), y la actividad quirúrgica comienza a adquirir gran relieve (las primeras vagotomías tronculares se realizan en este hospital, cuando aún primaba en el resto la tendencia reseccionista, y comienza a desarrollarse la Proctología, con el liderazgo del Dr. Guillermo Melchor Costa, Director del Instituto entre 1952 y 1955).
El Dr. Casal no sólo se ocupó de la cuestión edilicia, sino también de la organización científica y del personal, ya que el área quirúrgica era completamente nueva.

A comienzo del año 1952 sale el primer número de la revista Gastroenterología con artículos, entre otros, de los Dres. Ricardo Finochietto, José Urrutia, Victorino D`Alloto y Manuel Ramos Mejía.

En épocas en que el dispensario adolecía de la carencia de lugar para la atención de casos quirúrgicos, estos eran derivados a los Servicios de los Profesores Ricardo Finochietto y Oscar Copello en el Hospital Rawson, siendo los cirujanos de enlace los Dres. Néstor B. Turco, Roberto Gárriz y Emilio Etala.
En abril de 1954 se inaugura el tercer piso destinado a sector de recuperación, y los cambios políticos del año 1955 determinan modificaciónes en el plantel de profesionales, que con la inclusión del Dr. Marcelo Royer y posteriormente los Doctores Pablo Mazure, Luis Colombato y Samuel Kohan, dan empuje a la investigación clínica y básica.
En 1958, el Ministerio implanta el sistema de becas con alojamiento, destinadas prioritariamente a profesionales del interior que constituyeron un antecedente a la aparición de las residencias médicas para formación del recurso profesional.

La denominación del instituto se modifica a lo largo de los años, comenzando por el de Dispensario Público Nacional para Enfermedades del Aparato Digestivo; Instituto Nacional de Gastroenterología (Resolución Ministerial Nro. 700 del 22/01/1947); Instituto Bonorino Udaondo (Resolución Ministerial Nro. 2890 del 9/10/1952); Instituto Regional de Gastroenterología (Resolución Ministerial Nro. 4890 del 9/12/1952); Centro de Gastroenterología (Resolución Ministerial Nro. 3878 del 16/12/1957); y Hospital Nacional de Gastroenterología Dr. Carlos Bonorino Udaondo (Resolución Ministerial Nro. 915 del 17/091963), con la categoría de establecimiento de primera categoría.

Al ser disuelto el vecino Instituto del Tórax, el Hospital de Gastroenterología ocupa ese edificio, instalando en el mismo el Area Quirúrgica y de Consultorios Externos (Pabellón B), permaneciendo el establecimiento inicial (ahora Pabellón A) como sede del sector de Clínica, Laboratorio, Patología e Imágenes. Los doctores Adolfo Fraise (Proctología) y Victorino D'alotto (Imágenes) son algunos de los profesionales que contribuyeron al crecimiento de los logros.

La condición de hospital “monovalente” con gran variedad de patologías digestivas en la población asistida y de prestigio profesional en el ámbito de la gastroenterología, convirtió al hospital en un sitio codiciado para la formación de especialistas, quienes llegan no sólo de otros centros de Buenos Aires y del interior del país, sino de diversos países latinoamericanos.

Personalidades de la medicina mundial han visitado el establecimiento y contribuído con sus ponencias a la tarea educativa, en distintas temáticas científicas.
 
La resolución que en 1990 determinó el pase a jurisdicción del Gobierno de la Ciudad de los Hospitales “Nacionales” dependientes hasta entonces del Ministerio de Salud de la Nación, determinó que se modificara nuevamente el nombre del establecimiento, excluyendo el vocablo “Nacional”. Los vínculos establecidos con sociedades científicas y la incorporación al sistema de residencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires permiten aunar los objetivos de educación y de respuesta asistencial a una gran cantidad de ciudadanos que a lo largo de los años han concurrido – y lo siguen haciendo – para una respuesta socio sanitaria eficiente.
 
Pese a los cambios de sede y de nombre persiste el compromiso para la calidad y la excelencia que guiara a sus fundadores.
 
Dr. Gustavo De Simone
Comité de Docencia e Investigación
Htal. de Gastroenterología Dr. Carlos B. Udaondo